Skip to main content
Publicado el
Afiche / imagen (noticias)

En el marco de las celebraciones por los 30 años del programa territorial Apex [Aprendizaje en Extensión] el pasado 28 de noviembre, fueron compartidos varios testimonios y relatos sobre la historia de este enclave de la Universidad de la República (Udelar) en la zona Oeste de Montevideo.

La celebración se realizó en la Sala Zitarrosa, con la presencia de numeroso público. El acto contó con la presentación de un audiovisual y espectáculos musicales.

Quien abrió el diálogo fue Miguel Olivetti, director del programa, expresando que este 2023 fue un año lleno de motivación y de festejos por este aniversario, entre estos varios eventos académicos. Resaltó la importancia de estar reunidos en esta celebración para intercambiar historias del programa, además de darle espacios y agradecimiento a personas que han formado parte del proceso de crecimiento.

Por otro lado el prorrector de Extensión, Rafael Paternain, transmitió los saludos y felicitaciones del rector Rodrigo Arim, quien no pudo estar presente. Hizo un especial reconocimiento y agradecimiento a docentes, funcionarias y funcionarios, vecinas y vecinos que han contribuido al éxito de este Programa, al desarrollo de la Udelar y de su arraigo social, a través de sus demandas y su trabajo.

Paternain llamó a recuperar la memoria de Apex, a recordar a pioneros como Pablo Carlevaro, Juan Carlos Carrasco y José Luis Rebellato y su impulso a este proyecto. Indicó que estos «tenían más para perder que para ganar», aludiendo a la trama comunitaria y de desarrollo institucional de la época, aspectos que son muy diferentes en la actualidad. 

Hizo referencia al proceso de acumulación del Programa, a su trayectoria moldeada y reconvertida a lo largo de estas tres décadas debido a los cambios en la sociedad, en la Universidad y en las demandas que le llegan.

Por último, el prorrector resaltó el rol que cumple el Apex, en tanto la Universidad «tiene muchas demandas a nivel de presencia territorial en lugares muy específicos». Este programa busca articular a todos los servicios universitarios en espacios de extensión en conjunción con la enseñanza y el desarrollo pedagógico, la investigación y producción de conocimiento, para servir mejor a las demandas sociales. Destacó al Apex como un centro de referencia para experiencias similares de la extensión universitaria en el territorio y seguir teniendo «una Universidad viva».

Rosa Núñez, vecina y promotora de salud del barrio 33 Orientales, hizo alusión a la regularización de tierras en esta zona, proceso para el cual ha sido fundamental el rol de las y los estudiantes que se nuclean en el programa Apex. En esta misma línea resaltó la importancia de contar con la seguridad de un techo como algo esencial para la salud de las personas. 

Se refirió al rol de los y las promotoras de salud, esencial para identificar problemáticas y ayudar en sus resoluciones, actuando «como bisagra que está entre el vecino común, los que vivimos en el barrio que sabemos la problemática, que sabemos lo que sentimos y lo que necesitamos, y el docente que viene con sus estudiantes». 

 

Universidad socialmente comprometida 

Raúl Pittaluga, representante del Parque Tecnológico Industrial del Cerro, operador barrial y militante social, explicó que se acercó al Apex en pro de formar parte de un proceso de transformación e identificación de problemáticas en los barrios. Entiende que la práctica en el Programa durante estos años, con la interacción entre estudiantes, docentes, vecinos y vecinas, trabajadores, ha logrado la construcción de nuevos espacios compartidos para la comunidad que han creado «verdaderos oasis de humanidad». Expresó la necesidad de poner esfuerzo y recursos en espacios donde se puede lograr y potenciar este tipo de resultados.

Por otro lado, Rodrigo Arocena, ex rector de la Universidad, compartió unas palabras sobre la trascendencia que ha tenido el aprendizaje y la extensión en las universidades en Latinoamérica, y cómo estos principios han sido defendidos por movimientos sociales y estudiantiles, con la finalidad de democratizar la Universidad para esta contribuir a la democratización en la sociedad.

Asimismo, se refirió a los años 50, «cuando se pensaba cómo hacer esa primera etapa de la Reforma Universitaria en el Uruguay, Pablo Carlevaro, su hermano Mingo y muchos otros entonces jóvenes militantes estudiantiles, tenían en la cabeza esos propósitos: transformar la Universidad, impulsar la extensión para colaborar a transformar la sociedad». Llamó a la revitalización de esta idea de Universidad socialmente comprometida, entendiendo que para lograr esto «hay que hacer grandes cambios en la institución y en su relación con la sociedad». Por último, destacó la situación pandémica recientemente vivida en la cual la Universidad no esperó y colaboró con el conocimiento propio, a mantener los servicios brindados y cooperar en la crisis social y económica.

Para dar cierre a la jornada, la docente Raquel Palumbo habló sobre el trabajo realizado y las conquistas logradas por Apex, pero también apuntó a las preocupaciones que han marcado este recorrido y el camino futuro: una de estas refiere al reconocimiento a la interna de la Universidad, planteó, «estaba la preocupación de que aquellas estrategias de trabajo en el territorio no quedaran solo en ese territorio, que pudiera ser replicado, la preocupación de sistematizar, de crear conocimiento a punto de partida de la realidad y muchas cosas más». Entiende que se han conquistado varios logros a pesar de contextos con políticas nacionales a favor y con políticas en contra, con momentos universitarios más claros y más oscuros.

La docente compartió algunos conceptos de compañeros y compañeras en torno a lo que Apex significa, a la importancia de lo que este proyecto contempla para sus actores, entre estos: «ética», «caminar», «aprender a reconocernos», «la puesta en práctica de una pedagogía sociocomunitaria», «un espacio transformador». Finalmente hizo referencia a la necesidad de poner a las funciones universitarias al servicio de las necesidades de un territorio que presenta grandes desigualdades. Enfatizó en el trabajo realizado por «apexianos y apexianas» y su compromiso en seguir trabajando por esta Universidad pública, autónoma y cogobernada.

Compartir esta noticia