Skip to main content
Publicado el
Afiche / imagen (noticias)

El viernes 2 de octubre se llevó a cabo la celebración del décimo aniversario del Centro Uruguayo de Imagenología Molecular (CUDIM). La apertura de la jornada contó con la participación del rector de la Universidad de la República (Udelar), Rodrigo Arim; el director general del CUDIM, Omar Alonso; el presidente de la Agencia Nacional de Innovación e Investigación (ANII); y el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas.

 

El director general del CUDIM agradeció la presencia del rector y la prorrectora de Investigación de la Udelar, Cecilia Fernandez, y a través de ellos el «invalorable y determinante apoyo» que ha significado la Universidad para la existencia y desarrollo del Centro. «Si no hubiera habido más de 50 años de historia universitaria de la Radiofarmacia y la Medicina Nuclear en nuestro país no estaríamos ahora marcando este hito temporal tan importante», señaló.

Alonso reconoció especialmente a las más de 80 personas que han trabajado y trabajan en CUDIM por su «compromiso y excelencia», pues han sido los responsables de que el Centro haya brindado asistencia a cerca de 50.000 pacientes desde su creación. Explicó que CUDIM está asociado a la salud de la población a través de estudios diagnósticos de imágenes moleculares, como el PET, realizados con las medidas de seguridad adecuadas en equipos de última generación. Las aplicaciones clínicas de estos estudios comprenden patologías de elevada incidencia, prevalencia y mortalidad nacional. El impacto clínico es tan grande que uno de cada tres estudios hace que cambie la conducta clínica del médico tratante, beneficiando directamente al paciente e impactando en su calidad de vida y permitiendo importantes ahorros a los sistemas de salud.

Asimismo, indicó que la cobertura de estos estudios es de aspiración universal para la población, asegurada por el Fondo Nacional de Recursos. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos realizados, «no estamos llegando a toda la población nacional: tenemos una importante asimetría en la cobertura que continúa siendo relativamente baja en algunas instituciones públicas y especialmente en el interior del país», afirmó.

Por último, Alonso destacó que este año ha sido significativo para el CUDIM, ya que asumió el gran desafío de realizar los estudios de resonancia magnética a los pacientes de Salud Pública a través de la compra de un equipo de resonancia que será instalado en el Hospital Maciel.

Por su parte, Flavio Caiafa, afirmó que como miembro del Consejo Honorario del CUDIM ha visto la seriedad y la responsabilidad con la que se administra el Centro y cómo eso está permitiendo, con los recursos disponibles, lograr excelentes resultados. Explicó que el CUDIM está relacionado con ANII de muchas formas: la Agencia promociona actividades de investigación, formación de recursos altamente capacitados, e innovación a nivel empresarial y de nuevos emprendimientos, y considera que CUDIM es una pieza clave en lo que refiere a la Imagenología Molecular y el sistema de salud para apoyar estos tres componentes.

El rector de la Udelar señaló que CUDIM es tecnología y conocimiento avanzados, aplicados a la salud para todos los uruguayos, en un mundo donde los sistemas de salud divergen. Este Centro, afirmó, tiene una vocación a preservar y cultivar a futuro que es integrar el componente de atención sanitaria con el de investigación de calidad. Para Arim, la investigación implica perseverar, aplicar recursos, asegurar recursos de largo plazo, independizar la capacidad que tenga el país de continuar generando conocimiento, de los vaivenes propios de cualquier sociedad. «Cuando logremos eso estaremos ubicando al país en una senda donde el conocimiento desde todas las disciplinas se va a incorporar en nuestro entretejido social y económico; no hay países que se hayan desarrollado sin políticas a largo plazo, no hay atajos», sostuvo.

Arim coincidió con Alonso en que no hubiera sido posible el desarrollo del Centro en estos diez años si el país previamente no hubiese tenido una base sólida de conocimiento para desarrollarlo, por lo tanto el CUDIM es un hito fundamental para festejar, pero también para comprender como uruguayos que si esto fue posible fue porque previamente había una masa crítica capaz de aprovechar los vínculos internacionales para aprender y a la misma vez sostener los procesos nacionales de construcción académica, científica y sanitaria. «Tenemos que lograr darle continuidad a estos procesos», concluyó.


Por último, el ministro de Salud Pública, remarcó que este Centro es una institución que es parte de un total y de una visión, que representa lo mejor del Uruguay, y es fruto de un proceso de muchos años de acumulación de ciencia, estudio, decisiones políticas de inversión, conducción y gerenciamiento. Al igual que Alonso, se refirió a algunas inequidades «por las cuales seguimos luchando»: la participación pública todavía es menor que la privada a pesar de que existe financiamiento del Fondo Nacional de Recursos y la mayoría de los pacientes que se atienden son de Montevideo, pero se están desarrollando líneas de conexión con todos los prestadores de salud del interior a los efectos de promover su uso por la utilidad que tiene.

Compartir esta noticia