Skip to main content
Publicado el
Afiche / imagen

Avanza la construcción de una nueva etapa de las obras de la Udelar en el Centro Universitario Parque Batlle. Actualmente se construye un edificio destinado a la Facultad de Enfermería (FENF), donde se instalarán las dependencias que funcionan en su local de la calle Jaime Cibils.

 

En el predio ubicado sobre la Av. Américo Ricaldoni, muy próximo al Hospital de Clínicas y otros servicios universitarios, la Udelar lleva adelante un importante proyecto que incluye varios edificios destinados a esa facultad y a otros servicios del Área Salud como la Escuela Universitaria de Tecnología Médica, la Escuela de Parteras, la Escuela de Nutrición. Se planificaron espacios de uso exclusivo y otros compartidos, como el Aulario del Área Salud.

El proyecto completo comprende unos 19.000 m2 y fue diseñado por el arquitecto Eduardo Laurito, integrante de la Dirección General de Arquitectura (DGA). Su ejecución es gestionada por la Unidad del Plan de Obras de Mediano y Largo Plazo (POMLP) de la Udelar, que en conjunto con otras dependencias centrales, calcula las inversiones en cada etapa, administra los fondos y realiza las licitaciones correspondientes.

Los primeros trabajos de obras en el terreno comenzaron en 2013 y ya se completaron algunas etapas, como la cimentación de todo el conjunto y dos edificios conectados, de aproximadamente 6000 y 3000 m2. Actualmente todos los servicios mencionados del Área Salud utilizan espacios en esos locales, destinados a la enseñanza y administración fundamentalmente, ya sea en forma exclusiva o compartida.

Este año la Udelar avanza en el plan original de este complejo con la construcción del bloque proyectado junto al Instituto de Higiene, llamado Sector F. La arquitecta Responsable de Proyecto por el POMLP, Silvia Varela, explicó al Portal de la Udelar que a lo largo este año se ejecutarán cuatro niveles: basamento, planta baja, nivel 1 y nivel 2, que en total comprenden cerca de 2000 m2. El proyecto original prevé cuatro niveles más en el mismo bloque sobre estas plantas, que serán construidos en una etapa posterior.

Las obras de este año se dividen en dos fases, la primera comprende básicamente obra civil (estructura de hormigón armado, cerramientos, aberturas, tabiques y muros interiores y el núcleo de servicios higiénicos) y la segunda las instalaciones completas del edificio (eléctricas, datos y telefonía, acondicionamiento térmico, incendios, entre otras). Finalmente se equiparán los espacios con mobiliario nuevo, además del que será trasladado desde el local actual. Al edificio se ingresará por la calle junto al Instituto de Higiene, y tendrá acceso independiente del resto de los del conjunto.

Si bien la emergencia sanitaria ocasionada por COVID-19 provocó la detención de las obras durante tres semanas, se está trabajando intensamente para cumplir con los plazos previstos, explicó Varela. Los trabajos de construcción se reanudaron en abril, siguiendo un protocolo aprobado con el acuerdo entre trabajadores y empresas del sector, junto con el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

En las plantas que se construyen ahora la FENF podrá instalar todas sus dependencias de administración y gobierno, y tendrá además un área destinada a la enseñanza de posgrado. Estas funciones se desarrollan actualmente en el local de la calle Jaime Cibils, que deberá entregarse por un acuerdo realizado con la Intendencia de Montevideo.

Casa propia

Por su parte Sergio González, asistente académico de la Facultad de Enfermería, explicó que esta obra es un paso importante en el camino hacia el logro de una vieja aspiración: un edificio propio. González hizo referencia al permanente movimiento «de los estudiantes con sus mochilas, de un lugar a otro» para asistir a los distintos cursos.

En estas primeras cuatro plantas se alojarán el Decanato, el Consejo, dependencias administrativas como Personal y Contaduría, además de toda la enseñanza de Posgrado. Unos 60 funcionarios técnicos, administrativos y de servicio trabajarán allí.

Actualmente la facultad reparte sus actividades entre su local de la calle Jaime Cibils, el Aulario del Área Salud y el 3.er piso del Hospital de Clínicas -donde funcionan las cátedras, la Unidad de Apoyo a la Enseñanza, la Unidad Pedagógica, las aulas de simulación, la Bedelía y la Biblioteca-. Además, los estudiantes realizan prácticas en diferentes hospitales y policlínicas.

El traslado de algunas dependencias a la nueva sede permitirá una mejor coordinación con los otros servicios del Área Salud en la administración compartida de los espacios de uso común, señaló González. Además, «va a mejorar la participación» del colectivo de docentes y estudiantes en el desarrollo de todas las actividades de la facultad y del Área Salud.

Explicó que solo en Montevideo, la facultad tiene 2.488 estudiantes activos y 209 docentes. Además, se observa un crecimiento importante y sostenido de la matrícula: hace cinco años ingresaban 470 estudiantes y ahora lo hacen alrededor de 1.000, por tanto se está planificando un aumento del 20% de la plantilla docente para este quinquenio.
Señaló que es importante acompañar ese crecimiento en las áreas físicas, tanto en las de uso exclusivo de la facultad como las que se pueden compartir con otros servicios del área. Por ejemplo, en el proyecto para este conjunto de edificios se está atendiendo a la necesidad de contar con amplios espacios para las aulas de simulación de maniobras y técnicas que sean de uso común para estudiantes de la Licenciatura en Enfermería y de otras carreras.

Compartir esta noticia