Skip to main content
Publicado el
Afiche / imagen (noticias)

El 1° de diciembre, la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República (Udelar) entregó al Hospital de Clínicas nueve ventiladores mecánicos rescatados y recuperados por un equipo de profesionales, docentes y estudiantes que conformaron el «Grupo de Rescate y Reparación de Ventiladores Mecánicos para Uruguay». En el acto de entrega, estuvieron presentes varios de los integrantes del Grupo, la directora del Hospital de Clínicas, Graciela Ubach; la decana de la Facultad de Ingeniería (Fing), María Simón y la prorrectora de Investigación, Cecilia Fernandez.

 

Al comienzo de la actividad, se presentó un video donde la Ing. Isabel Morales, integrante del Grupo explicó la importancia de este trabajo realizado. «La pandemia puede poner en riesgo el sistema sanitario de un país y en particular no existir la disponibilidad de ventiladores mecánicos para camas de CTI», explicó. Por eso la Facultad de Ingeniería convocó a un grupo de voluntarios para tratar de resolver este problema, integrado por docentes y profesionales «con mucha experiencia que han brindado su tiempo, conocimiento y herramientas», indicó. 

En la parte oratoria, Graciela Ubach señaló que en el contexto actual la Udelar se enfrenta a un «drástico recorte presupuestal» que pone en riesgo numerosas realizaciones en desarrollo. «La Universidad ha demostrado con creces su aporte en todas las áreas para enfrentar la pandemia», afirmó. Añadió que la Udelar mostró la capacidad de coordinación y de implementación de equipos multidisciplinarios que permitieron abordar esta problemática y llegar a muy buenos resultados. Destacó que el trabajo que posibilitó la entrega de ventiladores al Hospital de Clínicas es otra muestra más de esta capacidad y hace visible la potencialidad de la Universidad. Señaló que la Udelar sacrificó una gran parte de su presupuesto para implementar estas iniciativas que apoyan la lucha contra la epidemia y si tuviera más recursos podría hacer mucho más aún por el país. 

Por su parte, Maria Simon presentó a los integrantes del equipo que trabajó en el proyecto y que estaban presentes en el evento. La decana indicó que este trabajo es producto de un esfuerzo de mucho tiempo, por lo que participaron muchas personas de distintas áreas por el equipo. Subrayó que «a veces reparar o recuperar algo parece no tener tanto brillo como hacer una cosa nueva pero es enormemente difícil». Esta iniciativa implicó atender a variados proveedores y lograr el apoyo de empresas y profesionales independientes, lo que permitió brindar al país una cantidad importante de ventiladores. Recordó que hace algunas semanas se entregaron al Hospital Policial dos ventiladores de la institución reparados por el mismo equipo. En todos los casos los ventiladores van acompañados de un cuidadoso registro de qué reparaciones se le realizaron, qué piezas se sustituyeron y las medidas que se tomaron después de haberlos reparado, lo que genera una gran confianza en el médico que los tiene que usar. Destacó que esto muestra las potencialidades de la Universidad, «se pudo responder porque había con qué», expresó. Añadió que «es necesario mantener y alimentar esa potencialidad, que no se nos vaya gente, que no perdamos tiempo, que no perdamos el avance, porque cuando se pierde el avance también se retrocede». La decana entiende que las personas ven las buenas condiciones de los edificios de la Udelar y piensan que «la Universidad no tiene grandes problemas presupuestales y no es así». Prueba de ello son los grupos demasiado numerosos y los proyectos que no se pueden llevar adelante por falta de presupuesto, entre ellos carreras que se encuentran aprobadas que interesarían a muchos jóvenes y que no se pueden iniciar porque no es posible garantizar su continuidad por falta de recursos. «La Universidad puede hacer más por el país», afirmó.

Resaltó que a través de este trabajo se han recuperado ventiladores de distintos servicios de ASSE de todo el país con una gran rapidez. Subrayó la posibilidad que brindó este trabajo de generar «soberanía del conocimiento» que permite derribar el obstáculo que se presenta con los insumos tecnológicos, que aún teniendo dinero a veces no se consiguen, especialmente en el contexto de pandemia. «Es necesario estimular la capacidad de generar conocimiento, ciencia y tecnología endógenas y propias», afirmó. Señaló que este equipo demostró muy claramente esta capacidad a partir de un trabajo interdisciplinario llevado adelante con una gran confraternidad. Resaltó como resultado principal de la iniciativa, los aprendizajes que se adquirieron en el proceso y señaló que serán puestos a disposición del mundo en especial de los países de la región. 

Por último, Cecilia Fernández, prorrectora de Investigación catalogó la iniciativa como «una muestra de nuestras mejores capacidades, de trabajo interdisciplinario, de la reunión de gente de distintas edades y competencias, que ocupan distintos lugares en la institución». Subrayó particularmente el valor de esta propuesta que apunta a recuperar insumos en desuso, muchos de ellos de una gran nobleza y a los que podría darse una vida útil razonable no sólo en contexto de emergencia sino también como práctica regular, por el importante mensaje que propone «a este mundo del use y tire». Fernández resaltó la importancia de la decisión del equipo de disponer los aprendizajes adquiridos en este proceso de trabajo de forma que sean accesibles para otros países en especial los de la región.  

Luego de la oratoria se realizó un reconocimiento a los integrantes del equipo de trabajo que voluntariamente han prestado su tiempo y conocimientos para realizar esta tarea.

 

Grupo de Recuperación de Ventiladores Mecánicos para Uruguay

A raíz de la pandemia de COVID-19, uno de los primeros problemas detectados fue la posible insuficiencia de equipos de ventilación mecánica en el sistema sanitario nacional. Con esto en vista, la Facultad de Ingeniería convocó a un grupo de personas voluntarias para el rescate, reparación y recuperación de estos equipos.

El Núcleo de Ingeniería Biomédica (NIB) nuclea al grupo de trabajo, profesionales independientes con amplia experiencia en el diagnóstico y reparación de equipos, docentes investigadores, estudiantes de posgrado y voluntarios en un taller preparado específicamente para este fin. Conformado el Grupo de Recuperación de Ventiladores Mecánicos para Uruguay, se diseñó una estrategia con el objetivo de evaluar y realizar acciones para volver operativos un conjunto de Ventiladores Mecánicos que están en el país pero se encontraban fuera de servicio por diferentes razones.

El Grupo trabaja en el piso 15 del Hospital de Clínicas, dentro del área del NIB los días lunes, miércoles y viernes de 9 a 13 horas.

El proyecto de reparación fue financiado con distintos aportes entre los que se encuentra el Fondo COVID-19 de la Universidad de la República, fondos de Dedicación Total de Docentes de la Fing, la Fundación Julio Ricaldoni, el Espacio Interdisciplinario, el Hospital de Clínicas y el Núcleo de Ingeniería Biomédica.

El NIB realizó un diagnóstico de más de 100 ventiladores mecánicos de todo el país y cuando fue posible, los reparó. De acuerdo a cada situación, se realizó la limpieza o pintura de diferentes partes, la sustitución o adaptación de partes faltantes o dañadas. En todos los casos, el diagnóstico incluyó pruebas de seguridad eléctrica, verificación de valores medidos y entregados y constatación de funciones cumplidas. Se entregarán los resultados del diagnóstico junto a cada equipo.

Los equipos serán utilizados bajo autorización del Ministerio de Salud Pública y en condiciones de necesidad en el contexto de la emergencia sanitaria COVID-19 declarada por el Poder Ejecutivo.

Anteriormente la Fing realizó la entrega de dos equipos reparados al Hospital Policial.

Video

Compartir esta noticia