Skip to main content
Publicado el
Afiche / imagen (noticias)

En el 2021 más de 5500 estudiantes se presentaron a los llamados a becas del Servicio Central de Inclusión y Bienestar Universitario (SCIBU) de la Universidad de la República (Udelar), del Programa Becas, que busca facilitar el acceso y permanencia de los estudiantes en la Universidad. El Portal de la Udelar dialogó con el referente de Trabajo Social del SCIBU en las sedes de Rivera y Tacuarembó del Centro Universitario Regional Noreste de la Udelar, Licenciado en Trabajo Social, Carlos da Silva, acerca del Programa y como se viene desarrollando en este ciclo lectivo.

 

Una demanda creciente

Da Silva explicó que el SCIBU realizó los llamados habituales a becas para el año lectivo 2021, en octubre y noviembre de 2020, período extraordinario para renovaciones y primera vez cursando y en febrero y marzo de 2021 para nuevas solicitudes. Las becas ofrecidas por Udelar en la actualidad son: beca materiales de estudio (con un valor mensual de ½ BPC, 2435 pesos uruguayos al año 2021), beca Transporte (¼ BPC, 1217, 50 pesos uruguayos al año 2021) y las becas Guardería, Económica y Alojamiento (2 BPC, 1217, 50 pesos uruguayos al año 2021). A estas se les suma la Beca Laptop, la beca Bonificación en pasajes y la beca alimentación. Todas las becas tienen una extensión de 10 meses (de marzo a diciembre) excepto la beca guardería que tiene 11 meses de vigencia (de marzo a enero). Aclaró que el SCIBU mantenía vigente un convenio con el Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA), en el marco del cual esta cartera realizaba una transferencia económica ´que cubría las becas alojamiento adjudicadas por el SCIBU. Como este convenio, al momento no se ha renovado, los estudiantes que ya tenían adjudicada la beca la siguen cobrando pero no se han podido otorgar nuevas. En cuanto a los cupos que disponía el SCIBU en el 2021 para cada una de estas becas de acuerdo al presupuesto, estos fueron: para la beca económica 505, para la beca alojamiento 100 (sujetas a la renovación del contrato con el MVOTMA), para la beca transporte, 60, para la beca guardería, 14 y para la beca materiales de estudio, 200.

En lo que tiene que ver con la demanda de estas prestaciones, Da Silva señaló que viene aumentando sustancialmente el número de los estudiantes que solicitan cualquiera de las becas que ofrece el Servicio y en los dos últimos años este crecimiento fue aún mayor. Si bien hubo un incremento de 20 millones de pesos destinados a becas en el 2020, que se presentó al Parlamento y se añadió al próximo presupuesto nacional, sigue existiendo una demanda insatisfecha (estudiantes que solicitaron beca y aún cumpliendo los requisitos, el SCIBU no pudo otorgársela por falta de recursos). Se instrumentaron algunas estrategias para reducir este desfasaje, entre ellas la complementación de las becas del SCIBU con las que brinda el Fondo de Solidaridad (FS). Asimismo se utilizan variables para realizar el estudio económico y familiar de todos los estudiantes que solicitan las becas, con el fin de priorizar las situaciones más urgentes. A pesar de todo esto «la demanda es ampliamente superior a las becas que se pueden cubrir con los recursos limitados que posee el SCIBU», expresó Da Silva.

 

Algunos números

En este sentido detalló que en el 2021 5554 estudiantes solicitaron alguna de las becas del Servicio y hasta el momento solo 1917 estudiantes, son los que pudieron acceder a ellas. Resaltó que esta demanda insatisfecha se da en general en todas las becas que ofrece el SCIBU. Indicó que existen al día de hoy 168 estudiantes que solicitaron la renovación de su beca y esta no pudo ser confirmada por falta de recursos y 291 estudiantes que ingresaron en el 2021 a la Udelar, han hecho la solicitud y están esperando para acceder a una beca por el mismo motivo. A estos se suman 301 estudiantes que ya estaban en la Udelar pero nunca habían accedido a ninguna de las becas de bienestar, la solicitaron y siguen a la espera de acceder a este beneficio. Aclaró que todos estos estudiantes cumplen los requisitos para ser beneficiarios, por las condiciones de vulnerabilidad socioeconómica, nivel educativo y escolaridad, pero Bienestar no cuenta con los recursos para poder hacer frente a esta demanda. Si bien muchos de estos estudiantes a través del convenio de complementariedad que tiene el SCIBU con el Fondo de Solidaridad, fueron derivados para que el organismo pudiera cubrir estas becas, aún no todos tienen la respuesta del FS acerca de si esta les será adjudicada o no.

 

Atender las necesidades a nivel nacional

Da Silva consideró que la demanda creciente de las becas probablemente se deba al contexto de crisis socioeconómica que se vive en el país y a las nuevas necesidades tecnológicas a la que se enfrentan los estudiantes con las clases a distancia. Acotó que esto se vio reflejado claramente en una de las becas que ofrece Bienestar, la beca Laptop que se inició en 2020 para apoyar la continuidad educativa en el contexto de clases a distancia en el marco de la epidemia de Covid-19. A través de esta beca el SCIBU ofrece en préstamo una laptop durante un año para poder acceder a las clases virtuales, a los estudiantes que no tengan un equipo o los medios para llegar a él. Da Silva resaltó que cuando la beca se inició incluía un número limitado de equipos, en el proceso se fueron adquiriendo nuevas laptops y hoy en día todos los equipos con los que se cuenta, están o van a ser adjudicados. «Aún así la cantidad de laptop con las que cuenta el Servicio es sumamente inferior a los estudiantes que solicitan esta beca», aclaró.

Destacó que este crecimiento en el número de estudiantes que solicitan alguna de las becas de Bienestar se da a nivel nacional. Señaló que cuando el SCIBU organiza y desarrolla las charlas en los centros educativos de secundaria y UTU con el fin de difundir las prestaciones que brinda, aclara a los estudiantes que los cupos para las becas son limitados de acuerdo al presupuesto con el que cuenta la Udelar para este fin. Añadió que en la regional Noreste, que comprende los departamentos de Rivera, Cerro Largo y Tacuarembó, desde el año 2019 se ha visto un gran incremento tanto de las solicitudes de becas como de los estudiantes becarios y de la población que habiéndose inscripto y cumpliendo los requisitos, queda por fuera del acceso a esta prestación por falta de recursos.

Da Silva resaltó que el SCIBU viene llevando adelante un proceso de descentralización de los servicios y actividades, y en la regional Noreste el Servicio cuenta con un espacio físico para funcionar, no obstante todavía no se ha logrado ofrecer todas las becas del SCIBU en la región. Una de las prestaciones que no se ha podido brindar aún es el almuerzo y cena, ya que en el Cenur no hay un servicio de cantina o comedor. Acotó que esta es una necesidad que se viene planteando desde hace tiempo ya que la regional ha acompañado el aumento sostenidos de la matricula de estudiantes que se viene registrando a nivel nacional y la demanda de este tipo de apoyo ha venido aumentando también.

Compartir esta noticia